El 25 de mayo de 1986, en medio de conflictos que desangraban a Centroamérica. Los Presidentes de la región, con diferentes ideologías y formas de ver el mundo muy distintas, en un ambiente hostil producto de la guerra fría,  fueron capaces de poner primero los intereses de sus países y de la región en conjunto para establecer el Mecanismo para encontrar la Paz Firme y Duradera y lograr la institucionalización de la democracia en la región. Su voluntad política fue ratificada con el Acuerdo de Esquipulas I, luego vino el procedimiento en Esquipulas II, la desmovilización de la resistencia en Nicaragua, la firma de la paz en El Salvador y posteriormente en Guatemala.
El gran reto de la región sigue siendo la social, contar con un modelo de desarrollo incluyente que permita construir la paz social.
Share This
A %d blogueros les gusta esto: