“Hacia un nuevo modelo de desarrollo: Igualdad de género, paz, justicia e instituciones sólidas desde visiones plurales”
El jueves 22 de noviembre de 2018, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ONU Mujeres Guatemala y Fundación Esquipulas llevaron a cabo el II Conversatorio Público: “Hacia un nuevo modelo de desarrollo: Igualdad de género, paz, justicia e instituciones sólidas desde visiones plurales” como parte de la Fase Nacional del VIII Foro Regional Esquipulas, en donde expertas de alto nivel y jóvenes líderes nacionales utilizaron como guía y marco de acción los Objetivos de Desarrollo Sostenible 5 y 16.
Jorge Raúl Cruz, Director Ejecutivo de Fundación Esquipulas, dio las palabras de bienvenida y destacó que es necesario que la institucionalidad trabaje en fortalecer las políticas enfocadas en las mujeres para que, su participación política y en todos los ámbitos, sea una realidad.
Adriana Quiñónez, Representante de País de ONU Mujeres, resaltó que el crecimiento económico, las políticas sociales y la paz no garantizan la igualdad de género a menos que existan políticas integrales, pensadas, medidas y con presupuesto para que así sea. Por su parte, Ana López, Directora Ejecutiva del Consejo Nacional para el cumplimiento de los acuerdos de paz –CNAP- señaló que es necesaria la voluntad política de los entes públicos, y sobre todo de sus autoridades, desde los tres órganos del Estado, para cumplir con los compromisos, con los acuerdos de paz y con los objetivos de desarrollo sostenible. Asimismo, se contó con la intervención especial de Stephany Dávila, Fundadora y Gerente General de Coffee Farmers Alliance, quien habló sobre un nuevo modelo de desarrollo desde la visión del emprendimiento.
Finalmente, se realizó el conversatorio, moderado por Samuel Pérez Attias, en el que participaron los jóvenes líderes nacionales: Hellen Mena, Ricardo Barreno, Marielos Chang, Andrés Cano, Lenina García, Virginia Gónzalez y Linda Amézquita, quienes indicaron que la equidad de género no es para “rellenar un espacio” sino para darle una voz a las mujeres, una voz que cuente, y que tengan lugar en la toma de decisiones. Por ello, señalaron que no podemos ser únicamente espectadores, debemos ser conscientes de la realidad y a partir de ello organizarnos, desde los distintos sectores de la sociedad, para generar un verdadero cambio. Y una de las mejores formas de lograrlo es haciendo que la niñez tenga acceso a la educación para que pueda decidir sobre su futuro, romper con los círculos de pobreza y alcanzar un desarrollo pleno en la sociedad, porque cuando se educa a un niño o una niña, se cambia a toda una generación.
Share This
A %d blogueros les gusta esto: