Por Vinicio Cerezo [1]

La Cumbre de las Naciones para el Desarrollo Sostenible 2015, a realizarse dentro de pocos días (25 a 27 de septiembre) en Nueva York, adquiere para nuestra región centroamericana una importancia verdaderamente estratégica.Se debatirá esta vez la adopción de 17 grandes objetivos para 2030, los que apoyarán la plataforma de base que podrá sustentar el desarrollo sostenible en el mundo, dentro de un marco de acciones orientadas a erradicar la pobreza, proteger el planeta y propiciar prosperidad. Se trata entonces de un nuevo marco para el desarrollo, más que necesario y urgente, que tiene al ser humano y a la sobrevivencia del planeta como sus ejes principales.

La Fundación que me honro en presidir, viene celebrando anualmente el Foro Esquipulas, espacio regional académico, intelectual, empresarial y social en beneficio de la consolidación de una cultura de paz, democracia y desarrollo sostenible, en el que venimos propugnando por la adopción de un nuevo modelo de desarrollo para los países que conforman el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Un desarrollo que se conceptúa multidimensional, con el ser humano como objeto y sujeto del mismo, asentado entonces en el bienestar y la inclusión, en el progreso económico y social donde la mitigación y adaptación al cambio climático es una premisa fundamental.

De hecho, en su sexta edición llevada a cabo en agosto de 2015, contamos con la participación de un gran humanista, don Pepe Mujica, ex presidente del Uruguay, en calidad de invitado especial, brindándonos una elocuente conferencia sobre el ser humano como centro del desarrollo. También participaron en este evento importantes representantes de las Naciones Unidas, quienes compartieron la situación y preparación de la región en torno a los nuevos desafíos mundiales.

Las nuevas construcciones y retos no son tareas fáciles, requieren de profundos cambios, tenacidad y sólidos compromisos. Y eso es lo que la Cumbre de las Naciones para el Desarrollo Sostenible plantea para la humanidad: un giro de timón en la dirección correcta, un nuevo estilo de desarrollo con sostenibilidad, un nuevo contrato internacional.

¿En dónde está Centroamérica en relación a los nuevos objetivos de desarrollo sostenible? Bien, en términos generales, los países de la región mostraron importantes avances en la resolución de algunos problemas de desarrollo frente a los Objetivos del Milenio (ODM), o sea, que ya hay un camino emprendido.

Por otra parte, en el ámbito de la integración fue un gran paso la adopción en 2010 de los cinco pilares prioritarios para orientar la operatividad política y técnica del proceso: 1. Cambio climático y gestión integral de riesgo, 2. Seguridad Democrática, 3. Integración Social, 4. Integración Económica, y 5.Fortalecimiento institucional.

La tarea inmediata para Centroamérica será ahora priorizar acciones específicas a favor de la consecución de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible, teniendo en cuenta que no son de la ONU, son de cada uno de los países que se comprometan a cumplir la agenda para 2030. Se trata de erradicar la pobreza, reducir la desigualdad y proteger el planeta, teniendo siempre presente que lo más importante es nuestra población, nuestra gente, asentada en un territorio que debemos preservar y proteger para nosotros y nuestras generaciones futuras.

Para ello es indispensable construir un nuevo modelo de desarrollo con instituciones políticas y económicas inclusivas, únicamente con éstas se puede avanzar hacia el desarrollo sostenible. ¿Podremos hacerlo? Dependerá de la voluntad de todos los sectores que ejercen el poder.Los ODS

________________________________________________________________________________

[1] Presidente de Guatemala 1986-1991, Fundador y Presidente de Fundación Esquipulas para la Paz, Democracia, Desarrollo e Integración.

Descarga PDF: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y Centroamérica – Vinicio Cerezo

Share This
A %d blogueros les gusta esto: