Por Jorge Raúl Cruz

El sonado caso sobre la expropiación de la petrolera YPF, de la cual todavía es propietaria la española REPSOL y la cual produce cerca del 50% de su producción a nivel mundial, ha traído una importante discusión sobre el tema de las expropiaciones que es prudente abordar.  En primer lugar es importante valorar que inclusive el hoy senador y ex presidente de Argentina, Carlos Menem, ha mostrado su apoyo a la iniciativa de expropiación de la petrolera YPF.  Para justificar su apoyo a la iniciativa manifestó que nadie va a dejar de invertir en Argentina porque un país esté haciendo valer sus derechos” lo cual es una postura bastante lógica.  Siempre es necesario tener mecanismos que eviten los abusos (en todo sentido, el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente).  Recordemos que el ex presidente Menem fue quien impulso el proceso de privatización de esta petrolera cuando se encontraba en la presidencia de la Argentina.  

Jorge Raúl CruzMi opinión: Es lamentable que no se pueda hacer una formal protesta contra el abuso de una institución extranjera (sea ésta una empresa o no), pues muchas veces se tergiversa esto como un atentado contra la libre empresa.  Una cosa es defender un derecho legítimo y lógico contra el abuso de un ente extranjero, y otra cosa es las arbitrariedad en que caen gobiernos de corte populistas autoritarios como el de Venezuela.  Creo que para eso precisamente existen los mecanismos legales, para proteger los legítimos derechos y evitar los abusos y desviaciones.  También es importante recalcar que casos de esta naturaleza no pueden ser generalizados pues en caso que así fuese, efectivamente reducirán las inversiones y eso se traducirá en una crisis financiera a lo interno de cualquier país que lógicamente traería más pobreza y miseria.  Por ello solamente debe de tenerse en cuenta como un caso excepcional no como regla.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: