La Fundación Rigoberta Menchú Tum y el Ecosistema para la Transformación Social unen esfuerzos para fortalecer la paz y el desarrollo sostenible en la región.

Olinda Salguero, Presidenta de la Fundación Esquipulas; Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992; Vinicio Cerezo, Presidente de Guatemala 1986-1991; Angel Francisco Canil Grave, Representante de la Fundación Rigoberta Menchú Tum.

La Fundación Esquipulas para la Integración Centroamericana y la Fundación Rigoberta Menchú Tum consolidaron su compromiso con el desarrollo regional y la paz, mediante la firma de un Convenio Marco de Cooperación. Este acuerdo promete fortalecer la colaboración en áreas clave como la democracia, la integración regional, el desarrollo social y la gobernabilidad generando espacios para el análisis y debate buscando involucrar a la comunidad para mejorar las estrategias de convivencia.

El convenio fue firmado por la Lic. y Máster en Comunicación Social y Máster en Integración Regional y Desarrollo Olinda Salguero, comunicadora social, activista centroamericana y Presidenta de la Fundación Esquipulas con más de 10 años trabajando por el desarrollo y la integración de Centroamérica; y el Sr. Ángel Francisco Canil Grave, Vice-Presidente y Representante Legal de la Fundación Rigoberta Menchú Tum en una ceremonia que contó con la presencia de figuras destacadas como la líder indígena, activista guatemalteca, defensora de los Derechos Humanos y Premio Nobel de la Paz, la Dra. Rigoberta Menchú Tum, y el creador, promotor y firmante de los acuerdos de paz en Centroamérica, Esquipulas I y II y primer Presidente de la nueva era democrática en Guatemala, el Sr. ex Presidente Vinicio Cerezo, ambos como testigos de honor.

Este acuerdo se establece sobre la base de valores compartidos y la visión conjunta de ambas organizaciones para promover la paz y la democracia en la región centroamericana. “No juntamos nuestras ideas, sino nuestros propósitos; y nos pusimos de acuerdo y entonces decidimos”, destacó la Lic. Salguero, citando el Popol Vuh para subrayar la unidad y el compromiso detrás de este pacto.

Los acuerdos interfundacionales representan una herramienta crucial para fortalecer la integración centroamericana y la paz, elementos esenciales para el desarrollo sostenible de Guatemala. Al fomentar esta colaboración entre ambas fundaciones que operamos en la región, facilitamos la realización de proyectos conjuntos, la investigación colaborativa y el intercambio académico, aprovechando de manera óptima los recursos y conocimientos disponibles.

Este tipo de sinergias no solo impulsa la innovación y el desarrollo económico dentro de Guatemala, sino que también promueve una mayor cohesión social y política entre los países de Centroamérica. A través de debates políticos, pasantías y actividades académicas coordinadas, queremos y podemos mejorar la comprensión de los desafíos comunes y explorar soluciones integradas que beneficien a toda la región, sentando las bases para una paz duradera y una prosperidad compartida.

Este nuevo convenio entre la Fundación Rigoberta Menchú Tum y el Ecosistema para la Transformación Social establece un marco de colaboración estratégica que abarca una amplia gama de actividades y objetivos clave, dirigidos a fortalecer la integración, la democracia, la sostenibilidad y la paz en la región. La alianza prevé la implementación de programas y proyectos de cooperación que incluyen pasantías y actividades académicas, así como foros de debate político. Además, se enfoca en la coordinación de esfuerzos para promover el análisis y el diálogo sobre temas de interés nacional e internacional, con el fin de fortalecer las estrategias para una convivencia digna y un desarrollo inclusivo.

Dentro de los puntos clave del convenio, se destaca la consolidación de la paz y el fortalecimiento de la democracia a través de la promoción de la integración regional. Se comprometen a generar espacios para el debate y análisis político sobre temas cruciales como el desarrollo y la gobernabilidad, buscando activamente la participación comunitaria para mejorar las estrategias de convivencia. Adicionalmente, implementarán programas educativos en democracia y participación ciudadana, enfocados especialmente en jóvenes y mujeres, para fomentar una sociedad más informada y participativa.

Para asegurar la efectividad y el impacto de estas iniciativas, se establecerán convenios específicos para cada proyecto, garantizando una planificación y ejecución detallada y organizada. Este enfoque sistemático y coordinado no solo facilitará la realización de los objetivos pactados, sino que también potenciará la capacidad de ambas organizaciones para generar cambios significativos y sostenibles en la sociedad centroamericana.

Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992; Vinicio Cerezo, Presidente de Guatemala 1986-1991, más de 3 décadas de trabajo contínuo por la Paz en Centroamérica

Tanto la Doctora Rigoberta Menchú Tum como el Expresidente Vinicio Cerezo son figuras emblemáticas en la lucha por la paz y el desarrollo en Centroamérica. Rigoberta Menchú, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992, ha sido una defensora incansable de los derechos indígenas y la justicia social en Guatemala. Su activismo comenzó en los años 70, en un contexto de represión y conflicto armado, y desde entonces, ha trabajado sin descanso para promover la reconciliación y el respeto a las culturas indígenas en toda la región. Por su parte, Vinicio Cerezo, quien fue presidente de Guatemala de 1986 a 1991, desempeñó un papel crucial en la promoción de la democracia y la paz regional después de décadas de dictaduras y guerras civiles. Su liderazgo fue fundamental en la firma de los Acuerdos de Esquipulas, que buscaron establecer un marco de paz y cooperación política entre los países centroamericanos. 

La firma de este convenio no solo simboliza una alianza estratégica, sino también un paso adelante hacia una Centroamérica más fuerte y unida, destacando el papel vital de la integración como herramienta para el desarrollo sostenible y la paz duradera en la región.

Olinda Salguero, Presidenta de Fundación Esquipulas y la Dra. Rigoberta Menchú, Activista por la Paz Centroamericana y Premio Nobel de la Paz con las carpetas de Convenio Marco De Cooperación

 “Rigoberta representa la lucha de los pueblos. El respeto y reconocimiento nos permite sumar esfuerzos para los ideales comunes de una mejor humanidad.”

— Vinicio Cerezo, Presidente de Guatemala 1986-1991 y Presidente Emérito de Fundación Esquipulas.

“Creo que compartimos el mismo sendero, lo cual nos impulsa a unir esfuerzos y avanzar juntos, sirviendo de inspiración para otras instituciones.”

– Francisco Canil, Representante de la Fundación Rigoberta Menchú Tum

“Nuestros jóvenes tienen una enorme responsabilidad y nosotros les debemos de apoyar”

– Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz 1992 – Activista y lideresa indígena. 

“Todos somos una familia bajo Dios, por eso debemos sumar y multiplicar nuestra voluntad y esfuerzos para construir un mejor presente y un destino con mucha luz para nuestra comunidad, país, región y en definitiva para la humanidad”

– Olinda Salguero, Presidenta de Fundación Esquipulas.

Al reflexionar sobre este acuerdo tan importante para el futuro de la región, es imposible no destacar la colaboración exitosa entre la Fundación Rigoberta Menchú y FUNDAECO, especialmente en la conservación del Cerro Amay en Quiché, un ejemplo palpable de cómo las alianzas estratégicas pueden conducir a resultados significativos en la conservación de la biodiversidad y el fomento de la sostenibilidad regional.
👉🏻Puede donar y ver más sobre este proyecto aquí 👈🏻

Para más información sobre el convenio y las iniciativas futuras de ambas fundaciones, se invita a los interesados a visitar los medios digitales oficiales de la Fundación Esquipulas y la Fundación Rigoberta Menchú Tum.

¡Síguenos en redes sociales!

FUNDACIÓN ESQUIPULAS

Twitter
Instagram
Facebook
TikTok

FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM
Instagram
Facebook