10 de marzo

…Cada vez la sociedad se decanta más por un líder más democrático, aunque eso no quiere decir que se privilegie el desorden. El liderazgo horizontal permite tomar en cuenta las ideas de los demás”. Esta fue una de las ideas que Olinda Salguero, Directora de Fundación Esquipulas compartió con estudiantes de la maestría en Gestión Pública y Liderazgo de la Escuela de Gobierno (EdG).

La invitación para compartir con los estudiantes su experiencia profesional y cómo ha cultivado su liderazgo como miembro activo de la sociedad y su trabajo en la Dirección de la Fundación, le permitió conversar en torno a las características del liderazgo, su propia experiencia, pero también su visión en torno a la necesidad de construir un estado inclusivo, un nuevo modelo de desarrollo, la necesidad de resignificar la paz y la democracia para encontrar caminos comunes en la pluralidad.

Además a la interrogante del porqué no se ven más líderes identificables respondió “Creo que el siglo XIX fue el de las grandes figuras como nos hemos acostumbrado a identificar a los líderes, el XX fue el protagonismo para las Asambleas Legislativas y el siglo XXI lo está siendo para la justicia”. Ratificó que considera que hay muchos líderes, invisibles algunos, que están trabajando desde lo local, que están haciendo cosas interesantes en lo que creen y les apasiona, pero que cada vez es más difícil que surjan líderes de masas, al menos no como hemos estado acostumbrados a esperarles.

 

Share This
A %d blogueros les gusta esto: